Menu

Cuadros creados para la decoración de interiores y galerías.

 

Alfredo Molero Doval nació y creció en Madrid. Desde muy pequeño disfrutaba pintando y dibujando, el carboncillo y el difuminador le servían para dar forma y volumen a todo lo que creaba, algo que en el futuro sería una constante en su trabajo: los relieves.

Enseguida se vio atraído por los materiales naturales, minerales, tierras, cortezas de árbol y todo lo envejecido por el tiempo, incluso materiales reciclados ,siendo una influencia para él los colores y relieves que veía en los viajes que realizaba, el marrón rojizo de Jaipur, las paredes desgastadas de Roma y los fuertes contrastes que podía incluso fotografiar ,importante también la sensación de movimiento que pudo experimentar en la etapa que vivió en New York.

Comienza su andadura exponiendo en ferias internacionales con la Galería Gaudí y va evolucionando, trabajando con cuadros de dimensiones grandes, mezclando potentes trazos de color con texturas fuertes y agrietadas, tratando de no realizar obras muy iguales entre sí, variando la técnica constantemente aunque respetando un estilo personal.

El movimiento vital es un referente en su obra, los trazos rápidos como olas que llevan hacia adelante sin un rumbo exacto, en un gran lienzo, permite que pueda expresar sus sentimientos con libertad.

 

Artista plástico en Madrid